muerte_0

LAS OTRAS MUERTES: 50 MIL NEGOCIOS; ESTRAGOS DE LA PANDEMIA

La estimación era de 44 mil unidades económicas cuando comenzó la Jornada Nacional de Sana Distancia, de acuerdo con la Canacope-CDMX

Un mes después de que se registró el primer caso de covid-19 en el país, el 24 de marzo pasado se vivía el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia. Para ese momento el estimado de cierre de negocios era de 44 mil unidades económicas en la Ciudad de México.

Hoy está claro que la cifra quedó corta: la más reciente estimación del Inegi señala que para diciembre pasado 49 mil 700 comercios ya habían cerrado, de acuerdo con la Encuesta sobre el impacto generado por covid-19 segunda edición del 2020.

Tras el primer día del llamado a quedarse en casa, Eduardo Contreras Pérez, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-CDMX) dijo que la reducción en la movilidad y las medidas para proteger la salud provocarían el cierre de 10 por ciento de los negocios.

Señaló que para ese momento los restaurantes y fondas de comida corrida estaban vendiendo al día entre 300 y 400 pesos, lo que resultaba insostenible.

Las afectaciones alcanzaron a los restaurantes de la Condesa, la Roma, San Ángel y Polanco. El golpe para pequeños negocios no esenciales, como papelerías, salones de belleza o salones de fiestas fue aún más duro.

El 31 de marzo se anunció el cierre de centros comerciales y tiendas departamentales, para evitar más contagios, pero la tendencia no se logró revertir, así que el 20 de mayo la ciudad anunció el inicio del Semáforo Rojo, con mayores restricciones a las actividades económicas.

Poco más de un mes después, el 29 de junio, se regresó al Semáforo Naranja y la reapertura de algunas actividades, pero la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) dio a conocer que el daño en muchos negocios era irreversible.

Para julio, las alcaldías Cuauhtémoc, Tlalpan, Xochimilco, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Coyoacán eran las más afectadas.

muerte_1

Las esperanzas estaban fincadas en las ventas de fin de año, pero desde los primeros días de diciembre comenzó un repunte en las hospitalizaciones.

El 18 de diciembre, la Ciudad de México y el Estado de México anunciaron que pasaban a Semáforo Rojo y un nuevo cierre de centros comerciales, tiendas departamentales y establecimientos no esenciales.

Ya durante este año, la Confederación Patronal de la República Mexicana en su capitulo de la ciudad lanzó la plataforma Conecta, con la cual ofrecen créditos a alrededor de mil unidades de negocio para “salvar a todas las empresas que se pueda, pues hay 100 mil que están en riesgo de quebrar”.

El 18 de enero se permitió a restaurantes ofrecer servicio sólo en exteriores.

Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados de la ciudad advirtió que la industria “sigue en terapia intensiva y tardará en recuperarse”.

El 15 de febrero pasado, la capital regresó a Semáforo Naranja y poco a poco se han flexibilizado las medidas para los negocios.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>